start previous AUTHORS WHAT’S NEW HELP SEARCH ABOUT CAOS
español | italiano | english | français

 

Monos locos y otras crónicas

Author: Antonio Fernández Lera
Language: Spanish
ISBN: 978-84-95683-69-4
Price: 2,00 €
File size: (MonosLocosES.pdf) 1.054 Kb.

(There are no characters in this play. The number of male or female performers will depend in each case on the staging criteria.)
Illustrated in colour and black and white.
This is a tale about the nonsense of a human brain split in two, a chat between two mad monkeys imprisoned in their cathodic little cages, devoted to vaguely philosophical games or pure and simple cannibalistic games, the stories of a preposterous reality show have finally slipped in…
Excerpt

Monos locos y otras crónicas

La escena es el escenario de una novela, miniatura de un diálogo frágil como la música de un violín, sangriento como el cuchillo de un carnicero. La princesa cuenta los días y tiene los ojos de cristal.

Rompe las fotografías: rómpelo todo.

La escena es el escenario de un sueño. Las bocas de los dos fugitivos echan fuego. Se muerden. Se arrancan los ojos. Las palabras cortan: el viento, el aire cálido, la nieve y el hielo; el café; la digestión.

La escena es el escenario de otros escenarios: Lucrecia juega con la punta de su cuchillo renacentista, bien afilado, desnuda y casi sonriente; Tarquino llega con el tiempo justo de arrancárselo y otra vez violarla. Y luego, en su sueño de hijo de puta, se le aparecen legiones, muchedumbres de Lucrecias desnudas, con sus cuchillos renacentistas bien afilados penetrando en su piel; en el centro del pecho; entre los dos pezones; en el instante preciso en que brota de su cuerpo la primera gota de un interminable río de sangre. Y en su viaje desquiciado a través del tiempo, sueña Tarquino que Cranach pinta y pinta cuadros de Lucrecias post-violatio, arrogantes, desafiantes, felices por haber detenido el tiempo en los cuadros de Cranach. El cuchillo en la mano y una piedra preciosa en su cuello desnudo. Luz de Cranach sobre su piel desnuda. Y el pobre hijo de puta siempre se queda fuera del cuadro. Siempre. Pobre hijo de puta que asoma su cabeza en todas las esquinas. Borracho perdido. Cagado, meado, pisoteado por el tiempo. Sombra sucia y apestosa, sexo macho comido por una rata macho. Su deseo perdido en el tiempo. Ventana en el tiempo.

La escena es un edificio cubierto de altísimas ventanas.

A la cabecera de la página

Read an excerpt from this work